Read e-book online De cuerpo entero PDF

By Gerardo de la Torre

Show description

Read or Download De cuerpo entero PDF

Similar no-ficcion books

Download PDF by Pila Hualde Pascual: La literatura griega y su tradición

Los angeles presente obra ofrece una visión de conjunto de los angeles literatura griega antigua desde una perspectiva poco recurring. Cada capítulo comienza con una introducción al autor elegido y prosigue con un completo análisis de l. a. obra seleccionada. Cierra el capítu

Extra info for De cuerpo entero

Example text

José Agustín escribía mucho. teatro, René probaba sus armas exclusivamente en·. el cuento y yo exploraba el cuento y la poesía. Conocí por entonces a José Emilio Pacheco, muy joven y ya muy formado, que le llevaba flores a una estudiante de teatro; yo aproveché para pedirle que me recomendara libros y me dio una lista que incluía destacadamente a Flaubert y Camus. quito que se llamaba "Letras nuevas", del cual aparecieron tres ó cuatro números. Publicamos 59 allí nuestros pnmeros textos, que en realidad servían de relleno para acompañar obras, más logradas, de Anya.

Ser narrador es una tarea de cada día, de cada mes, de todos los años. Dejas de escribir y de pensar la escritura y al cabo de unos meses te das cuentas de que te has anquilosado y es preciso comenzar de nuevo. Entonces comienzas de nuevo y finalmente descubres que sólo aspiras a escribir lo mejor que puedas. Me gusta la gente que sabe envejecer. Sean Connery ya no es James Bond, sino ese abuelo cariñoso que protege a los jóvenes en El nombre de la rosa o Los intocables. En nuestra literatura Octavio Paz es un abuelo ególatra que sólo acepta a los hijos y los nietos que lo homenajean.

O paciencia. O ganas de asirme a algo. Al taller de Arreola. Era un escudo, una coartada: quiero ser escritor: estoy en el taller de Arreola: por tanto puedo ser escritor: luego entonces permanezco en el taller. Un día me fui del taller, ya con dos cuentos publicados en Mester, la revista que salió de aquellas aventuras. iDos cuentos! Y entonces dediqué un buen tiempo a las militancias políticas. Saboreaba la posibilidad de ser escritor, pero sobre todo le dedicaba tiempo a la vida grande, a la Nueva Revolución Mexicana que sería posible organizando a los desposeídos, asumiendo la metralleta como un mandato del pueblo, como su arma.

Download PDF sample

Rated 4.32 of 5 – based on 9 votes