Download e-book for iPad: Crimen y criminales 2 by Francisco Pérez Abellán

By Francisco Pérez Abellán

Un viaje al universo del crimen para conocer de cerca toda su crudeza, totalmente descarnada y escalofriante. En este libro se hace un repaso de los delitos más sorprendentes ocurridos en el mundo. Desde l. a. desaparición de Madeleine en Portugal, pasando por los crímenes en las aulas, los angeles desaparición de Yeremi, el crimen múltiple de Omaha, el asesinato de los angeles actriz Marie Trintignant, el secuestro de Natasha Kampusch, o los más espeluznantes casos de filicidio...

Francisco Pérez Abellán, el mayor experto en Criminalística de nuestro país, nos descubre todos los sucesos más terroríficos o sorprendentes de los angeles historia felony desde los angeles perspectiva del científico que investiga estas anomalías humanas para encontrar una solución.

Show description

Read or Download Crimen y criminales 2 PDF

Similar no-ficcion books

Download e-book for iPad: La literatura griega y su tradición by Pila Hualde Pascual

L. a. presente obra ofrece una visión de conjunto de l. a. literatura griega antigua desde una perspectiva poco routine. Cada capítulo comienza con una introducción al autor elegido y prosigue con un completo análisis de los angeles obra seleccionada. Cierra el capítu

Additional resources for Crimen y criminales 2

Sample text

Volker había actuado en una ciudad de la Alemania falsamente democrática y cuando la reunificación se olvidaron de sus antecedentes. Como tantos asesinos sexuales fue primero exhibicionista y violador. Al salir de su encierro se puso al mando de los controles de su camión y hacía grandes rutas. Solo en Italia hay cuarenta asesinatos sin resolver al borde de la carretera y otros muchos en Inglaterra. Eckert, descubierto por la Policía española, había admitido la autoría de cinco homicidios, dos en Francia y tres en España.

O un puñal. José debería haber estado todo este tiempo en un psiquiátrico penitenciario, es decir, en un manicomio de toda la vida, que es donde hay que meter a cualquiera que pierda la cabeza y represente un peligro; si no es así, hay que pedir cuentas y exigir indemnizaciones a los funcionarios que dejan a los trastornados en la calle, como peligro potencial, sabedores de que no son responsables de lo que hacen y que no pueden evitarlo, pero que con seguridad volverán al ataque. Al loco de Maliaño debieron encerrarlo de por vida en una institución adecuada; o, si quieren que suene más amable, retenerlo en un lugar adecuado mientras no se le declare a salvo de su mal, que parece no tener fin.

Su rebeldía estaba escrita en la melena, negra ala de cuervo, y en sus gafas de pasta. Como señal de alarma, los labios carnosos dibujaban una mueca displicente. Algunos testigos afirman que se estropeó la melena antes del tiroteo, quizá porque era de lo único que estaba orgulloso. Tal vez se dio un par de tijeretazos, pero no la rapó, porque en las fotos de las cámaras de seguridad se le ve con pelo como para llenar un casco. Había roto con la novia, por fea o por tonta, le habían despedido del MacDonald’s, por ser incapaz de integrarse; y ni hablar, por tanto, de fundar Microsoft con el Windows Vista sin lo imprescindible.

Download PDF sample

Rated 4.27 of 5 – based on 38 votes