Dzongsar Jamyang Khyentse's Como saber si no eres budista? PDF

By Dzongsar Jamyang Khyentse

¿Así que crees ser budista? Veamos, reflexiona. El maestro de budismo tibetano Dzongsar Jamyang Khyentse, uno de los Lamas más creativos e innovadores de hoy en día, arroja el guante al mundo budista, desafiando los conceptos erróneos, estereotipos y fantasías más comunes. Con ingenio e ironía Khyentse incita a los lectores a ir más allá de los adornos superficiales del budismo, más allá del romance con las cuentas del rosario, el incienso o los hábitos exóticos, y a entrar derecho en el corazón de lo que el Buda enseñó.

Show description

Read or Download Como saber si no eres budista? PDF

Similar no-ficcion books

La literatura griega y su tradición - download pdf or read online

L. a. presente obra ofrece una visión de conjunto de l. a. literatura griega antigua desde una perspectiva poco ordinary. Cada capítulo comienza con una introducción al autor elegido y prosigue con un completo análisis de l. a. obra seleccionada. Cierra el capítu

Extra resources for Como saber si no eres budista?

Sample text

No había lugar alguno, ni dentro ni fuera de palacio, que pudiera protegerle de la muerte; y toda su riqueza real no le servía, en ese sentido, absolutamente para nada. ¿Debía buscar acaso la inmortalidad? Sabemos que ésa es una búsqueda inútil. Nos entretenemos con los mitos fantásticos de los dioses griegos inmortales, con los relatos de la búsqueda del Santo Grial y del elixir de la inmortalidad, con las peripecias de la expedición de conquistadores, dirigida por Ponce de León, en una busca infructuosa de la fuente de la eterna juventud y sofocamos nuestras risas al escuchar la historia del legendario emperador chino Qin Shi Huang, quien envió una delegación de niños y niñas vírgenes a tierras remotas buscando la poción que supuestamente confería la vida eterna.

Conmovido por esa nueva visión, Siddharta le pidió que regresaran de inmediato a palacio. Ya no hubo entonces modo de acallar la curiosidad del príncipe. » –se preguntaba–, de modo que no tardó en emprender un tercer paseo. Nuevamente disfrutó de la belleza del paisaje, de las montañas y de los ríos, pero cuando regresaban a casa, tropezaron con un cortejo fúnebre y, como Siddharta jamás había visto tal cosa, Channa se vio obligado a explicarle que el cuerpo inmóvil que desfilaba frente a él estaba muerto.

Pero si Siddharta viviera hoy en día, creo que estaría un poco más decepcionado, porque el ser humano sigue ignorando sus descubrimientos. Pero no, por cierto, porque la moderna tecnología los haya refutado, sino porque todavía no hay nadie que haya alcanzado la inmortalidad. Un día u otro, todos debemos morir y así lo hacen a diario unos doscientos cincuenta mil seres humanos. Las personas que más queremos mueren y seguirán muriendo, pero todavía nos horrorizamos y entristecemos cuando fallece un ser querido y aún seguimos buscando el elixir de la larga vida o la fuente de la eterna juventud.

Download PDF sample

Rated 4.78 of 5 – based on 34 votes